Alfajores de fécula de maíz y dulce de leche

Alfajores de fécula de maíz y dulce de leche

Los alfajores tuvieron su origen en la cocina árabe y llegaron a nuestras costas con los inmigrantes andaluces. Por aquellos tiempos sólo se los rellenaban con miel o mermeladas de frutas. 

Desde hace más de un siglo, nuestro preciado dulce de leche se convirtió en el aliado perfecto de las dos tapitas de masa. 

Tapitas que también fueron modificadas en su composición cuando la maicena (harina de almidón de maíz) llegó a nuestro país a comienzos de los años 30 (del siglo pasado). 

Vino entre los muchos productos que ofrecía una empresa que se había creado en Gran Bretaña de la fusión de una de origen británico con otra de los Países Bajos y que hacía muy poco se había instalado en el país: Unilever. 

Les ofrezco mi receta que tiene algunas variantes con respecto a la original. 

Ingredientes: 
150grs de harina leudante. 
225grs de maicena. 
150grs de manteca a temperatura ambiente. 
125grs de azúcar. 
3 yemas (huevos medianos). 
Ralladura de 1 limón. 
2 cucharadas de leche. 
2 cucharaditas de esencia de vainilla. 

Dulce de leche y coco rallado cantidad necesaria. 

Preparación: 

Tamizar en un recipiente la harina con la maicena. En otro bol batir la manteca con el azúcar. 

Incorporar las yemas de a una a la vez luego la ralladura de limón, la leche y la esencia, mezclar todo muy bien. Agregar en dos o tres veces los elementos secos. Unir hasta lograr una masa suave que se despegue del recipiente. 

Dejar descansar en la heladera por espacio de 20 minutos. 

Estirar el bollo sobre la mesada espolvoreada con harina hasta lograr una masa de ½ cm de espesor. Cortar medallones con un molde redondo; utilicé de 4cms y de 5cms. 

Colocar cada una sobre una placa apenas enmantecada. Ubicarlas separadas para que no se peguen. 

Cocinar en horno moderado de 12 a 15 minutos. Retirar, dejar enfriar y desmoldar con mucho cuidado. 

Formar los alfajores uniéndolos de a dos con el dulce de leche. 

Poner el coco rallado en un plato y pasar cada alfajor haciéndolo rodar para obtener una buena terminación. 

Pueden reemplazar la leche por jugo de limón y la esencia por algún licor, o la ralladura de limón por naranja. Atrévanse a probar distintos gustos. 

Recuerden que la maicena es un ingrediente básico en la elaboración de masas y postres para personas celíacas. 

Deseo que sean una buena opción para servir en las Fiestas Patrias. 

cropped-Logopie.pngLa abuela Martha

marthaconhache@gmail.com