Ser padres hoy, ¿Un desafío o un arte?

Ser padres hoy,  ¿Un desafío o un arte?

Al revivir el recuerdo de las vacaciones del 2020, y todo lo acontecido el año pasado,  puedo reforzar y decir una vez más,  que gran posibilidad de crecer nos regalan nuestros hijos todos los días!

¿Es un desafío o un arte?

Y aquí no importa cuántos años tengan ellos ahora, dado que quiero invitarte a detenernos un momento a observar cuan distinto es ser padres hoy,  a cuando nosotros éramos hijos con la misma edad de nuestros hijos hoy.

¿Cuántas diferencias encontrás? 

Y ¿Cuántas similitudes?

Te invito a hacerlo por primera vez o hacerlo una vez más!!

Son muchas más las diferencias que las similitudes casi con seguridad, dado todos los cambios socioculturales que hemos vivido de los que todos formamos parte …

Ahora sí miramos con detenimiento hay similitudes que se sostienen en el tiempo, independientemente de todos estos cambios.

Vamos a detenernos en  algunas de ellas, entre otras, como  la responsabilidad que nos genera ser padres, el no saber que hacer en muchos momentos, el amarlos con todo nuestro corazón, el sentir que tantas veces nos hemos equivocado, el que han pasado situaciones particulares dados nuestros dolores sin resolver, el que hemos dado lo mejor de lo que teníamos,  el querer que les vaya bien, que sean felices, y podría seguir  enumerando muchas más que serían  iguales.. Y estoy segura que estamos muy cerca todos de estar de acuerdo en lo que vamos descubriendo…

A mí hace unos años este parar a observar  *el ser padres* me dió la posibilidad de ser más compasiva conmigo y con mis padres, me dió la posibilidad de estar más atenta a las necesidades particulares de cada uno de mis hijos, a estar más presente sin esfuerzo, a poner límites amorosamente como el mayor acto de amor hacia ellos, y sobre todo a fortalecer mi voluntad en mi rol de madre, aceptando con el alma que lo estoy aprendiendo todos los días y con cada uno de ellos.

Pude ver con claridad que el modelo que aprendí quedó obsoleto y desactualizado, que hoy el mundo nos requiere despiertos y presentes, con más razón nuestros hijos que son quienes están aprendiendo  directamente de nosotros, en cada palabra, en cada respuesta, en cada acción que realizamos, ellos están absorbiendo y  construyendo sus formas de vivir.

Entonces como  acompañamos  a nuestros hijos en su crecimiento y para su futuro desarrollo, si pareciera ser que no estamos preparados?

Aprendiendo a hacerlo juntos, desarrollando congruencia entre nuestras palabras, emociones y acciones, siendo honestos, estando disponibles, presente y sobre todo desarrollando la flexibilidad antes los cambios, recordando, fortaleciendo el valor en los valores, volviendo a la fuente..

*El amor*

Las sensaciones no las podremos evitar, aparecerán, serán, estarán, permanecerán, con seguridad, pero si podremos elegir que hacer con ellas, para que se presentan y hacia donde nos llevan!!

Podríamos estar días hablando de este bellísimo y profundo tema.

Para mi el ser padres es un arte que vamos aprendiendo al andar, pudiendo elegir el camino! Dónde la clave es todos los días hacer que lo importante sea verdaderamente lo importante.

Ojalá te aporte y te inspire para seguir profundizando, en la escuela hemos desarrollado varias propuestas que  acompañan el  crecimiento personal de quienes resuenen con nosotros.

Abrazo.

cropped-Logopie.png

Rosana Gianarello
Directora y Formadora 
Ser Hacer Interacción
+5491163655416