El agradecer es el agrado de ser

El agradecer es el agrado de ser

Leyendo sobre la gratitud encontré esta frase que me resonó profundamente “El agradecer es el agrado de ser” y me hizo pensar una vez más en la importancia de dar las gracias cada día. 

Agradecer es para mí una filosofía de vida; ¿Qué quiero decir con esto? Que pienso que la gratitud es mucho más que dar las gracias por un favor recibido, por una ayuda, por un regalo o por sentirnos beneficiados por algo en particular…  ser agradecido es una forma de ver la vida, de apreciarla y disfrutarla.

Por lo general tendemos a ver lo que está mal, las carencias y si nos dejamos llevar por estos pensamientos negativos, éstos terminan afectándonos y tenemos como resultado experiencias decepcionantes y frustrantes; Es por eso, que necesitamos un cambio de visión. Ya sabemos que no podemos controlar lo que sucede a nuestro alrededor, y que sí podemos controlar como reaccionamos ante las situaciones de la vida, entonces, esa es una de las claves para hacer un cambio significativo en nosotros; podemos centrarnos en aquello por lo que sí estamos agradecidos, incluso cuando las cosas no van del todo bien.

Abrirnos al mundo, mirar más allá de nuestro pequeño universo y lograr apreciar la vida en todas sus formas, la naturaleza, las pequeñas cosas que nos rodean y que muchas veces pasan desapercibidas ante nuestros ojos, de eso se trata, de prestar atención a cada una de las cosas que tenemos para agradecer y que muchas veces valoramos cuando las perdemos.

La gratitud es una de las herramientas más poderosa y efectiva para aumentar la sensación de bienestar; El agradecimiento aporta un sinfín de beneficios a nuestra vida, nos hace vivir en armonía, nos trae paz al presente y esperanza para el futuro, y como si esto fuera poco, nos conecta con el amor, con la alegría, con la confianza, el optimismo…

Practicar la gratitud es nuestra decisión, podemos empezar a dar las gracias más veces al día, podemos buscar cada día más motivos para dar las gracias, podemos practicar de diferentes formas la gratitud, pero por sobre todo debemos agradecer nuestra propia existencia, agradecer que cada nuevo día nos trae la oportunidad de un nuevo inicio y con él un mundo de posibilidades.

Recuerda, “no es que las personas felices sean agradecidas, son las personas agradecidas las que son felices”

Gracias!

Ana De Innocentiis
Consultora psicológica