Mi experiencia en la práctica y formación

Mi experiencia en la práctica y formación

Aprendizaje, crecimiento personal, saber, entender…

Me siento con más capacidad de entendimiento y de reflexión. Mi parte espiritual, que era algo que quería trabajar, está más presente en el día a día, y me descubro aplicando el conocimiento a mi favor. 

Puedo enfocar mi atención y energía a donde realmente quiero ir. Puedo tomar distancia de aquellas cosas que no aportan. El mundo no es color de rosa ni mucho menos, pero en las tormentas el poder elegir como accionar y que pensar es fundamental. 

En mi círculo íntimo suelo ser quien escucha y acompaña, entendiendo a las partes, aportando para conciliar.  Aunque nunca fui de enojarme, hoy puedo ser más objetiva, con menos palabras y mayor precisión. Encontrando siempre lugar y el momento para cada cosa.  

Siempre me ha costado mucho abrirme y reconocerme.  En las meditaciones pude encontrar un lugar de paz, de escucha y de calma. Algo que nunca había hecho y sentido. Es una herramienta más que me ha aportado mucho, que me enfrenta a aspectos más profundos e incómodos también. 

Soy ambiciosa, me gusta crecer, siempre con una procesión interna muy fuerte que cuando quiero algo no paro. Hoy me siento más grande, más relajada, puedo ver y entender que las cosas llegan cuando y como debe ser.  Es importante estar en paz, en calma para poder disfrutar el camino. Y aprender a hacer lo que hay que hacer. Es tan claro el mensaje. 

Poder aportar a mis hijos que son chiquitos, pequeñas enseñanzas que he recibido o compartir cosas tan simples como una meditación guiada para dormirlos… Me llena de alegría. Es muy valioso que desde pequeños puedan recibir este tipo de guía, al ser parte de mí también es parte de ellos.  

Con respecto a la práctica, encontré un hermoso lugar para ser alumna y sumar mucho a mi rol de maestra. Logré hacer un paro de cabeza! Parece poco pero significa mucho. Es confianza, dedicación y voluntad. Un desafío más que me da seguridad para asumir nuevos. El trabajo físico es mi lugar, donde me siento cómoda y completa. También es lo que necesito para funcionar. Aprendí nuevas formas y a sumar conocimiento para aplicar en mi cuerpo y en mis clases, con mis alumnas.

La metodología, la práctica constante, un grupo fuerte y comprometido, me han inspirado mucho. Tuve grandes maestros de danza, a quienes admiré y me ayudaron a ser. Y hoy me vuelvo a encontrar con eso tan lindo que tiene estudiar, practicar y tener grandes maestros. 

Gracias! Gracias por acompañarme e inspirarme tanto!

Laura

Certificación internacional 500 hs

YAI (Yoga Alliance India)  |  WYF (World Yoga Federation)