Camino a Hollywood

Camino a Hollywood

La pilarense Valentina Zenere (23) fue la villana de “Soy Luna” y participó de “Las chicas del cable”. Su carrera no tiene techo y sueña en grande.

Tenía apenas 7 años Valentina Zenere cuando llegó de la mano de su mamá a la Academia de Valeria Lynch, ubicada en Pilar, y dejó en claro su objetivo: “Quiero ser actriz”.

En la actualidad es una joven de 23 que sin dudas le está dando forma a aquel sueño-meta: luego de brillar en “Soy Luna” cruzó el Atlántico para formar parte de la temporada final de “Las chicas del cable”, serie española que fue un éxito de Netflix.

Sus dotes para la actuación, el canto y el baile, junto a su belleza natural, la convirtieron en alguien especial desde que era una niña. Hija de un contador y una abogada, Valentina tenía apenas 10 años cuando comenzó a incursionar en publicidades.

Por ese entonces ya cursaba en Art Fuzion Studio, academia de comedia musical y teatro que funcionaba en Las Palmas del Pilar. Allí trabajaba con Luisa Poppe, formadora de artistas con quien entabló una relación cercana desde que se conocieron en la Academia de Valeria Lynch (donde empezó con Paula Schapiro en Iniciación a la Comedia Musical). 

Poppe terminó convirtiéndose en su coach actoral y hasta el día de hoy mantienen un contacto fluido. “No sé qué sería de mi vida sin Luisa”, afirma la joven sin dudar.

Por su parte, su mentora recuerda: “Lo que más me impresionó es que, además de ser una nenita tan bella, estaba muy predispuesta a hacer las actividades y tenía una mentalidad firme sobre lo que quería lograr. Algo parecido al video de Maradona cuando soñaba jugar el Mundial. Ella dijo ‘yo quiero ser una actriz famosa’ y estaba convencida”.

En paralelo, Valentina estudiaba en el Colegio Saint Matthews, aunque egresó del Secundario en el Godspell, ubicado en Tortuguitas.

 

Pantallas

La primera gran chance en TV llegó con “Casi Ángeles”, a los 13 años, en el papel de Alai Inchausti, participando además en “Aliados”. Por su parte, en 2013 incursionó en teatro, nada menos que en el clásico de Víctor Hugo, “Los miserables”, donde fue Fantine.

Sin embargo, el boom de popularidad llegó con “Soy Luna”, la producción internacional de Disney Channel Latinoamérica. Entre 2016 y 2018 fue Ámbar Smith, contrafigura de la protagonista (la mexicana Karol Sevilla).

La repercusión del programa la arrastró hacia la fama definitiva, siendo convocada además como modelo de marcas top, como Tommy Hilfiger y Chanel.

En la actualidad es una de las argentinas con más seguidores en Instagram (6,8 millones hasta la fecha), solo superada por Antonela Rocuzzo, Tini Stoessel y Lali Espósito.

En la actualidad, Valentina está radicada en Madrid, ciudad en la que se afincó cuando fue convocada para “Las chicas del cable”, en los últimos meses de 2019. A fines de 2020 regresó a Pilar durante algunas semanas.

Sobre su participación en la serie, en su momento indicó: “Me pone súper feliz y me da nervios a la vez formar parte de un proyecto tan grande y especial para tanta gente”, enviando además un mensaje para los fans: “Gracias siempre por confiar en mí. Por estar del otro lado ¡Los quiero! Y ya iremos soltando mucho más…”.

Le queda un gran sueño por cumplir: llegar a Hollywood. Teniendo en cuenta cómo le ha ido cada vez que se propuso algo, sólo será cuestión de tiempo para ver a esta joven pilarense codeándose con la meca del cine. 

Lic. Alejandro Lafourcade
revista 4Estaciones