Instructorado de Yoga

Instructorado de Yoga

Siento que estos dos años fueron y siguen siendo el comienzo de un despertar consciente, a nivel emocional, que involucra también mis pensamientos y actitudes.

Siento haber logrado una conexión con lo emocional, quizás como nunca, pudiendo alojar sentimientos, a veces no tan agradables, y poder observarlos, abrazarlos y aceptarlos, sin identificarme con ellos. Es un proceso en el cual hoy me encuentro y sigo aprendiendo. 

Siento que comencé a conectar conmigo misma integrando parte de mis sombras, de las que nunca fui consciente o elegía ignorar. Fui descubriéndome, pudiendo convivir con mis limitaciones y seguir adelante sin perder el objetivo.  Antes frente al primer obstáculo simplemente lo negaba o activaba el automático. 

Hoy elijo seguir, y aunque me pueda invadir la frustración o el desgano, puedo elegir dirigirme hacia mis objetivos, más allá de las dificultades.

Los medios están planteados, conocidos y experimentados…   Te agradezco Carlos, la generosidad y la claridad al trasmitirlos.  Desde un plan de acción, para conectarme con la confianza y la fe, hasta la respiración consciente o la meditación, que me han permitido al menos reconocer los límites de mi mente, e ir superando los condicionamientos de mi personalidad, para conectarme desde el corazón y el hacer a conciencia.

Siento haber logrado una observación más objetiva respecto a mí misma y a mis vínculos, pudiendo tomar distancia para no reaccionar. Se me ha hecho más evidente en estos últimos tiempos, y he logrado mayor claridad. 

Siento que mi nivel de compromiso aumentó y esto hace que hoy me encuentre acá. Dudé muchas veces, si me encontraba a la altura del grupo, si podría con mis obstáculos y resistencias, con mis distracciones. Fui descubriendo que la Atención es lo que debe prevalecer en la búsqueda de la paz y la conexión que busco.

Quiero agradecer a mis compañeros por este camino transitado por sus devoluciones, por acompañarme en este despertar, por haber compartido sus tareas tan sentidas y profundas, por abrirse. Puedo percibir el crecimiento en cada uno, desde aquel primer encuentro hasta hoy. Gracias por este “refugio del alma” del que todos somos parte. 

Resumidamente

Yoga es el reencuentro con Uno mismo.

Observación. Reconocimiento. Aceptación. Acción

“Acción” donde la claridad, la confianza, la conexión, el espacio y el sentido están presentes en el hacer. 

Si, a las expectativas, sin apegarse a ellas… Para no volvernos rígidos y abrirnos a la experiencia. 

Trabajar para ser clara y precisa, con una actitud positiva y buena predisposición.  

Cortar la unión con el dolor.

Renovar mis propósitos. 

Hacer lo que hay que hacer.

Yoga es maestría sobre la mente… Gracias!

Mariana  

Formación de Instructores de Yoga 2021 – Inicio en Marzo