Tarta de chocolate con mousse de crema de menta

La menta, está considerada como una de las plantas medicinales más antigua. Tanto los egipcios como los griegos acostumbraban a mascar sus hojas al terminar los banquetes para desintoxicarse y mejorar el aliento. Práctica que los romanos adoptaron más tarde. Fueron los hebreos quienes empezaron a usarla en la perfumería.
Es una planta con múltiples beneficios para la salud. Tiene propiedades analgésicas y es un buen relajante intestinal. Por ser rica en potasio favorece la circulación y se está investigando si puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas. Sin olvidarnos que desde siempre se empleó con fines culinarios sobre todo en la elaboración de salsas.
En la actualidad  también se usa en ensaladas, infusiones, licores y postres. Comercialmente se destaca su utilización en enjuagues bucales, dentífricos, productos de belleza, caramelos, chicles, etc.
Ingredientes de la tarta:
150grs. de manteca fría.
300grs de harina leudante.
150grs de azúcar.
2 yemas.
2 barritas de chocolate.
Para el relleno:
200g de crema de leche.
2 claras.
100g de azúcar.
1 pocillo de agua natural.
1 sobre y ½ (10grs) de gelatina sin sabor.
50cc de agua fría.
175cc de licor de menta.
 
torta-de-menta-b
Elaboración:
Derretir a baño de María o en el microondas las barritas de chocolate y reservar.
Colocar en un bol la harina (sacar 2 cucharadas para el molde), el azúcar y la manteca cortada en pequeñas porciones. Con los dedos fregar hasta obtener un granulado. Hacer un hoyo central y colocar las dos yemas y el chocolate fundido. Con una espátula mezclar todo muy bien y unir hasta obtener una  masa suave. 
Enfriar en la heladera durante 15 minutos. Pasado ese tiempo ubicar en un molde desmontable enmantecado y enharinado. Estirar con los dedos dejando un borde alrededor. Pinchar la superficie y cocinar en horno moderado entre 20 y 25 minutos. 
Utilicé un molde rectangular de 18 por 28cms. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente antes de cubrir con la crema de menta. 
Para preparar el relleno, batir primero la crema sin llegar al punto chantilly, dejar en la heladera hasta el momento de usar. Por separado hacer un merengue  italiano con las claras y el almíbar (bolita blanda) hecho con el azúcar y el pocillo de agua. Hidratar la gelatina en el agua fría y disolverla en el microondas o en baño maría. Agregarle el licor y mezclar con la crema y por último el merengue. Verter sobre la tarta fría, emparejar  la superficie y llevar a la heladera hasta que solidifique. Desmoldar sobre una fuente y decorar con lentejas de chocolate o frutillas cortadas en cuartos.
Tips:
1) Agregar una parte del merengue en forma  enérgica, luego el resto con movimientos envolventes. 
2)  La tarta se puede reemplazar por una base de galletitas preparadas con  250g de chocolinas y 100g de manteca derretida. Se procesan ambos ingredientes y con la pasta obtenida tapizar un molde desmontable de 24 cm de diámetro (aplastar bien con el reverso de una cuchara).
3) Lavar y cortar ¼ kilo de frutillas o más, en cuartos o rodajas gruesas. Escurrir sobre  papel absorbente para quitarle la humedad. Ubicarlas sobre la crema de menta a gusto y en el momento de servir, espolvorear con azúcar impalpable.
Esta receta, pero con frutillas, tuve el placer de saborearla la última reunión que hicimos a fines de noviembre con mis queridas compañeras del Normal del Nº4. Le agradezco a Cathy me la haya facilitado para compartirla con ustedes. Iniciar un nuevo año con esta hermosa tarea que me encomendaron hace más de una década Sandra y José Luis, es a mi edad, muy gratificante.
Les deseo un año pleno de Amor y Esperanza.
La abuela Martha
marthaconhache@gmail.com
cropped-Logopie.png