Sabrosos pancitos de levadura

La historia del ingrediente principal de esta receta, la levadura, se remonta a la época del imperio egipcio. Algunos investigadores afirman que los panaderos del reino elaboraban papillas de cereales líquidas que luego conservaban en lugares cálidos hasta que se formaban unas burbujas de gas que después espumaban y usaban para integrar con los cereales secos y armar los panes. Pensaban que esa reacción química que se producía era un milagro. El pan obtenido era más tierno y sabroso.
Esta nueva forma de trabajar se extendió rápidamente por los países del Mediterráneo llegando a Grecia y de allí al Imperio Romano. Con el correr de los siglos se siguió amasando el pan pero la conservación era muy complicada.
Recién con las investigaciones realizadas por el científico Louis Pasteur en 1857 se pudo explicar el fenómeno de la fermentación y lo que sucede en el interior de la masa.
A partir de ese momento se logró fabricar la levadura científicamente.
Ingredientes:
Para la esponja:
50grs. de levadura.
½ taza de agua tibia.
1 cucharadita de azúcar.
1 cucharada de harina.
Para la masa:
1taza de leche tibia.
6 cucharadas (60grs.) de maneca derretida.
3 cucharadas de azúcar colmadas.
1 huevo, 1 cucharadita de sal.
4 ó 5 tazas de harina 0000.
Preparación:
Utilicen la misma taza tamaño café con leche para todas las medidas. Uso una de 200cc.
La preparación de la esponja es muy importante. Disolver la levadura en ½ taza de agua tibia junto a una cucharadita de azúcar y una cucharada de harina. Batir bien hasta que se formen globitos, tapar y dejar en un lugar tibio hasta que se hinche como una esponja.
Mezclar en un recipiente una taza de leche tibia con 6 cucharadas manteca, 3 de azúcar, 1 huevo y la sal. Añadir la esponja obtenida y batir con la mano abierta mientras se agregan las tazas de harina hasta que la masa se desprenda del bol. Volcar sobre la mesada enharinada y seguir amasando. Colocar nuevamente en el recipiente y poner a leudar.
Cubrir con una servilleta de tela suave.
Cuando levó lo suficiente, generalmente duplica el tamaño, colocar sobre la mesa y formar los pancitos. Ubicar, separados  sobre una asadera en mantecada y dejar levar nuevamente. Cocinar en horno caliente hasta que se doren.
Alrededor de 15 minutos. 
Presentar en una fuente rodeados por los productos de su preferencia.
En esta ocasión elegí rollitos de jamón, de queso, morrones fileteados, supremas cocidas al horno y cortadas en finas tajadas. Estas últimas se pueden cocinar al horno rociadas  previamente con aceite de oliva y cebolla picada.
Terminar con mayonesa o salsa golf, etc.
Es una receta ideal para obsequiar a las Mamás en su Día y liberarlas de la cocina.
Le agradezco a la querida Raquel, compañera del Normal hace más de 50 años y amiga de la vida me haya permitido compartir con ustedes su receta. Con estos pancitos nos deleita cada vez que nos invita a saborear un exquisito té-cena.   
pancito-baja
Feliz Día a Todas las Mamás 
cropped-Logopie.png
La abuela Martha 
marthaconhache@gmail.com